App Mi vida en Xto

Necesitamos rezar para vivir, así como necesitamos respirar o alimentarnos para vivir. Pero con frecuencia encontramos una serie de dificultades: nos distraemos; no sabemos cómo rezar; no se nos ocurre qué rezar. A pesar de tener la buena y sincera intención de querer profundizar nuestra relación con el Señor, terminamos desistiendo.
Abril 2016
Compartir :